EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL DECLARA NULA E INCONSTITUCIONAL LA FORMA DE CÁLCULO DEL IMPUESTO DE PLUSVALÍA